Asesoramiento lingüístico y literario

Corrección de textos

La corrección forma parte del proceso de edición que sigue un texto hasta su publicación y es una tarea indispensable si queremos obtener un resultado profesional y de calidad. El objetivo de la corrección es conseguir un texto claro y cuidado para que el lector pueda centrarse en lo importante —el contenido— sin que su lectura se vea interrumpida por errores en la forma. Si se logra esto, el corrector habrá hecho un buen trabajo.

La corrección ortotipográfica consiste en eliminar erratas; corregir errores de ortografía o gramática; revisar concordancias; normalizar la escritura según normas establecidas o manuales de estilo; unificar criterios; lograr la uniformidad tipográfica (en cuanto a cursivas, negritas, comillas…); detectar líneas viudas y huérfanas; eliminar repeticiones de sílabas o palabras en líneas consecutivas; revisar la división de palabras, etc.
La corrección de estilo es aquella que nos permite analizar la estructura del texto y comprobar el uso adecuado de marcadores y conectores; adecuar tiempos verbales y preposiciones; lograr la precisión léxica (variedad en cuanto a verbos de dicción, evitar el sesquipedalismo, etc.); revisar el uso de adjetivos y adverbios; eliminar ambigüedades, repeticiones y redundancias; suprimir muletillas, y comprobar frases hechas, refranes y expresiones; revisar el formato de citas y comprobar las notas al pie, entre otras cosas. La corrección ortotipográfica es imprescindible, mientras que la corrección de estilo suele ser recomendable.

Si tienes dudas acerca del tipo de corrección que requiere tu texto o quieres conocer las tarifas, envía tu consulta.

Informes de lectura

El informe de lectura consiste en la valoración de un manuscrito, en su versión final o inacabado, que se realiza tras la lectura crítica por parte de un experto. El objetivo es el de proporcionar una visión profesional y objetiva sobre la obra, y constituye una herramienta fundamental para ayudar a los editores a decidir sobre su publicación, o a los escritores a mejorar su texto antes de enviarlo a una editorial o a un agente. El informe de lectura incluye apartados como sinopsis e impresión general, técnica literaria (género, estructura, estilo, redacción, diálogos…), tratamiento de personajes (su construcción y evolución en la historia), tipo de narrador y efectividad, tema y subtemas, aspectos positivos y negativos, tipo de público al que se dirige, y una valoración literaria y comercial.

Si eres escritor y quieres manejar un informe de lectura como haría un editor para conocer los puntos fuertes y débiles de tu obra, o si quieres adjuntarlo junto con tu manuscrito para enviarlo a editoriales, agentes o certámenes literarios, solicita más información.

Editing

En un editing se buscan inconsistencias en el texto, que podrían confundir al lector y restar credibilidad al escritor. Por tanto, el objetivo de este análisis en profundidad es el de garantizar la verosimilitud de la ficción creada, o verificar datos en su caso. Consiste en una intervención más profunda en la obra y en la revisión de cualquier posible fallo en cuanto a la trama, la estructura, el lenguaje o los personajes. Las propuestas de mejora que recibirá el escritor influirán de forma positiva en la calidad narrativa.

Si necesitas ayuda para mejorar tu obra, haz tu consulta sobre el editing.